Fue por eso que Michael Jordan, el deportista afro más importante de los Estados Unidos dio su punto de vista e inclusive utilizó su millonaria fortuna para expresar su sentimiento por lo ocurrido.

El histórico 23 de los Chicago Bulls manifestó que obsequiará 100 millones de dólares para la lucha contra contra el racismo con la intención de posicionar la “igualdad social y un mayor acceso a la educación”, según lo que dijo su marca, Jordan Brand, en un comunicado.

“Las vidas negras importan. Esta no es una declaración controvertida. Hasta que el racismo arraigado que permite el fracaso de las instituciones de nuestro país sea completamente erradicado, seguiremos comprometidos a proteger y mejorar la vida de los negros”, manifestó el exjugador de la NBA en la carta.

El dinero será entregado en los próximos 10 años a organizaciones dedicadas a garantizar la igualdad racial, la justicia social y un mayor acceso a la educación.

El llamado en el comunicado es a trabajar con el propósito de “unir fuerzas” para crear un “impacto duradero” junto a la comunidad.