En febrero, Luna había aceptado que acosó sexual y laboralmente a la fisioterapeuta Rozo, con el fin de negociar con la Fiscalía un preacuerdo para que la condena contra él no se diera por esos delitos sino por el de injuria por vía de hecho.

“Para el juez, la conducta de Luna es reprochable y se logró demostrar la afectación emocional que él exdirector técnico causó a la fisioterapeuta”, señaló Noticias Caracol.

En febrero, luego de que Luna aceptara los cargos, Rozo habló con el programa ‘Blog deportivo’, de Blu Radio, y se mostró satisfecha con la confesión que hizo Luna.

“Este un momento de victoria para mí y las víctimas de violencia de género. Quiero que la gente sepa que era verdad lo que yo conté y viví porque el culpable dijo ‘sí, yo lo hice’”, señaló inicialmente.

Sin embargo, la fisioterapeuta dejó claro en ese entonces que quería ver a su acosador en la cárcel, algo que seguramente no pasará. “Que fuera a la cárcel sería lo ideal, pero en Colombia las leyes son muy garantistas”, agregó en ese entonces Rozo.