Balance final de la temporada seca en Casanare

0
El registro de incendios forestales presentado, es el más bajo durante los últimos 10 años.
Con el incendio presentado en días recientes en la vereda Remolino del municipio de Orocué, donde se incineraron 30 hectáreas de sabana nativa y en donde la rápida acción del cuerpo de Bomberos evitó la quema de una plantación de eucalipto; se dio el cierre oficial a la estadística de emergencias presentadas en Casanare a cuenta de incendios y sequía.
De acuerdo con el balance presentado por el director Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres Guillermo Pérez, en el primer trimestre de este año, se reportaron desde los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres 85 emergencias, entre incendios forestales, incendios estructurales, vendavales, y dos movimientos telúricos que no generaron afectaciones.
Frente a este reporte, se presenta de manera positiva la baja tasa de afectación, en hectáreas de vegetación nativa, pastos mejorados y bosques, “tenemos un registro de 7.861 ha afectadas en este 2021, una reducción de más del 80 porciento, frente al mismo periodo del 2020. Y el más bajo en los últimos 10 años”, manifestó el ingeniero Guillermo.
Puntualiza además que la cifra alentadora se debe a varios factores, entre ellos, el paulatino cambio de las prácticas culturales hacia las quemas como preparación de tierras para siembra de cultivos, la incidencia del fenómeno La Niña y el invaluable trabajo realizado por los Bomberos en la extinción de deflagraciones, en algunos casos, bajo el acompañamiento de la Defensa Civil y fuerzas militares.
Inicia la temporada de lluvias
Según lo explica el IDEAM en su último boletín de predicción climática, la transición de la temporada seca y la primera temporada lluviosa se generó en el mes de marzo.
Asimismo, señala que abril hace parte de la primera temporada lluviosa del año y que los promedios (con excesos entre 10% y 40% con respecto al promedio) se destacarían en el sur de la región Caribe, nororiente de la región Andina y occidente de la región Orinoquía.
Fenómeno La Niña
Aunque las condiciones climáticas del fenómeno La Niña persistieron durante el mes de marzo, se han debilitado ligeramente. No obstante, estas condiciones del fenómeno de la Niña tienen probabilidad de mantenerse hasta finales de mayo con un tránsito gradual hacia las condiciones neutrales, de acuerdo con los informes y predicciones de los centros meteorológicos internacionales y de análisis hechos por el IDEAM.

Leave A Reply